Hilos tensores: en qué consisten

Hilos tensores multifilamento: en qué consisten

Sabemos que la medicina estética puede ser confusa para el paciente que, al fin y al cabo, no tiene por qué estar al tanto de toda esa terminología necesaria para los profesionales. Si hablamos de hilos tensores multifilamento, es probable que te preguntes en qué se diferencian de los que se venían utilizando hasta ahora o si se utilizan ya desde hace tiempo con otro nombre.

Para aclarar tus dudas, vamos a hacer un repaso por los tratamientos para corregir la flacidez de la piel, en especial del rostro, viendo cómo funciona el ácido hialurónico infiltrado, sin entrar en los diferentes tipos de AH, y cómo funcionan los hilos tensores. Con esa base, ya te vamos a contar lo que necesitas saber sobre los hilos tensores multifilamento.

Hilos tensores multifilamento: en qué consisten

¿Qué son y cómo funcionan los hilos tensores?

Los hilos tensores, también llamados hilos mágicos faciales, son filamentos de diferentes grosores que se infiltran en la piel para hacer de punto de anclaje para la síntesis de nuevo colágeno y elastina que se consigue inducir con dicha infiltración.

Elaborados con materiales biocompatibles, que no pueden ser causantes de alergias, su colocación dista mucho de ser invasiva, por lo que constituyen una buena alternativa a la cirugía, a condición de repetir el tratamiento (ese material biocompatible se va asimilando poco a poco).

De la misma manera que no se utiliza un único material, tampoco hay un solo modelo de hilo tensor. Así, existen hilos tensores monofilamento de sección circular o cilíndrica, hilos tensores espiculados para mejorar el agarre a la dermis en zonas muy sometidas a la acción de la gravedad (como pueden ser los pómulos y el mentón), e hilos tensores multifilamento, que son los más adecuados para obtener un efecto natural.

Hilos tensores multifilamento

En esencia, un hilo tensor multifilamento se obtiene combinando varios hilos tensores multifilamento. ¿Qué se consigue con esto? Podrías pensar que mayor resistencia en pieles con marcado descolgamiento, y sí, es una de sus ventajas, pero lo más interesante de los hilos tensores multifilamento es que permiten aportar algo de volumen adicional para conservar la armonía del rostro sin sacrificar la naturalidad del resultado final.

¿Cuáles son los mejores hilos tensores?

Depende de la zona a tratar. Para corregir una papada incipiente o devolver el contorno definido a un rostro cuyo óvalo se desdibuja por la flacidez, los mejores resultados se suelen obtener con hilos tensores espiculados o de arpón monofilamento.

Los hilos monofilamento o multifilamento son adecuados para inducir colágenos y fibras de elastina, consiguiendo mejorar la flacidez dando firmeza en la zona escogida

 

Hacemos un inciso para invitarte a fijarte en la diversidad de tratamientos que ofrece una clínica, dando por supuesto que solo te vas a poner en manos de profesionales. Cuando hay variedad en los tratamientos que solucionan un problema, sabes que te van a recomendar el que mejor se adapte a tus expectativas y/o necesidades. En cambio, si la oferta es limitada, dependes de la deontología de la persona que tengas en frente: ¿será capaz de comentarte que es mejor que acudas a otro centro?

¿Cuánto tiempo duran los efectos de los hilos tensores?

La respuesta depende del tipo de hilos tensores utilizados y del material y del número aplicado. El tiempo medio que puedes mantener buenos resultados con hilos tensores monofilamento sin pensar en repetir la experiencia o en acudir a algún otro tratamiento de apoyo es de entre 6 y 12 meses. Es evidente que la edad del paciente y el estado inicial de su piel tienen mucho peso en la permanencia de los resultados, por lo que no pierdas de vista que hablamos de valores promedio.

Los hilos espiculados, aplicados en las zonas que más se benefician, permiten multiplicar por 2 o por 3 la duración del tratamiento frente a los hilos monofilamento.

¿Y qué sucede con los hilos tensores multifilamento y la duración de los resultados óptimos? Pues, en este caso, es muy atrevido dar una cifra sin verte y saber qué hilos tensores son mejores para ti porque, dentro de los multifilamento, se pueden utilizar combinaciones de hilos tensores espiculados o no espiculados. Por tanto, cuando nos visites para evaluar tu caso, es cuando te podremos explicar qué opciones tienes, entrando a valorar cuestiones como la duración del tratamiento y la capacidad para restaurar una zona deprimida del rostro por la pérdida de grasa subcutánea facial causada por el envejecimiento, como sucede en los labios y alrededores de la boca.

Ácido hialurónico vs. hilos tensores

En ambos casos empleamos materiales bioasimilables para una infiltración que, por un lado, corrige las arrugas y, por otro, devuelve volumen a la zona, mostrando una piel o unos labios más lisos.

Cuando necesitas aportar un volumen importante, es posible que sea mejor recurrir al ácido hialurónico, aunque necesitamos estudiar tu caso siempre antes de recomendarte una u otra opción como nuestra preferida.

Los hilos tensores, a su vez, tienen la ventaja de ofrecer resultados casi inmediatos, porque ellos mismos realizan una función de ligero soporte que hace las veces de lifting mientras tu piel va produciendo colágeno y elastina.

Beneficios

Un aspecto más joven, una piel más elástica y unos labios rejuvenecidos, por no hablar de la satisfacción o de atenuar de manera considerable el temido código de barras. La piel del contorno de los labios y la de los propios labios son especiales y no soportan tantos tratamientos estéticos como puede hacer al del resto del rostro, con excepción de los párpados.

Por tanto, sea cual sea el método de rejuvenecimiento que elijas una vez bien informado, nos parece que evitar una intervención quirúrgica y sus riesgos, sabiendo que vas a obtener un resultado natural, pero asombroso en casos de arrugas marcadas o labios que han perdido mucho volumen, nos parece el mayor de los beneficios.

A cambio de evitar pasar por quirófano, necesitarás repetir el tratamiento cada muchos meses y, quién sabe, quizás para la próxima vez ya existan otros nuevos hilos tensores que aseguren los buenos resultados por tantos años como la cirugía.

Mínimamente invasivos y de uso ambulatorio, el tratamiento con hilos tensores es ya una alternativa muy efectiva frente a cirugías estéticas. Existen diferentes tipos de hilos tensores y la elección de unos u otros depende de la zona del rostro a tratar. Los más novedosos son los hilos tensores multifilamento, que a su vez se pueden clasificar en diferentes formas y se suelen elegir para corregir arrugas y devolver volúmenes con resultados naturales en zonas tan complicadas como son los labios y su contorno.

Related Posts

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *