Carboxiterapia y presoterapia

Carboxiterapia y presoterapia

Cuando hablamos de tratamientos estéticos no invasivos, los primeros que le vienen a la mente a muchos de nuestros pacientes son la mesoterapia y la radiofrecuencia, sobre todo si se acerca el verano y ya estamos inmersos en la operación bikini. No hay nada malo en ello, ambos son tratamientos interesantes, pero hoy nos gustaría hablarte de otras dos maneras de reducir volumen corporal, mejorando la circulación y el drenaje linfático: hablaremos de carboxiterapia y presoterapia.

Tratamientos corporales

Si te molestan las cartucheras o deseas lucir un abdomen más plano, puedes aprovechar los beneficios de la mesoterapia, incluso de la radiofrecuencia. Ambos son tratamientos faciales y corporales, que se aplican de manera diferente dependiendo del objetivo que se persiga: reafirmar la piel y devolverle hidratación o una reducción de volumen y de los problemas de celulitis.

Pero, dentro de los tratamientos para perder volumen corporal, no debes olvidar los que actúan directamente sobre la celulitis, los edemas o la grasa localizada, perfectos para personas con una piel sin necesidades especiales, pero con problemas de redondeces indeseadas.

Así, podemos hablar de la carboxiterapia y de la presoterapia.

Carboxiterapia y presoterapia

Carboxiterapia

La carboxiterapia consiste en la aplicación por vía subcutánea de dióxido de carbono para mejorar la circulación periférica y para ayudar con la oxidación de las grasas.

El tejido adiposo cumple una función de reserva energética y, para convertir las grasas en energía, los lípidos deben oxidarse siguiendo una ruta metabólica determinada. Hay zonas donde cuesta mucho reducir el volumen de lípidos por cuestiones genéticas o porque se trata de zonas poco irrigadas, como es la cara interna de los muslos. Sería estupendo poder tener una ayuda, y es lo que ofrece la carboxiterapia.

Además, este tratamiento mejora la elasticidad de la piel por la estimulación de la circulación periférica en la zona tratada.

El resultado es una piel con menos aspecto acolchado, una pérdida de grasa localizada rebelde y la mejora del aspecto acolchado en casos de celulitis avanzada.

Presoterapia

La presoterapia mejora el drenaje linfático mediante la aplicación de un gradiente de presión que ayuda al retorno venoso. Se aplican presiones en tramos decrecientes, desde los pies o las manos hacia el tronco.

Además de reducir volumen en personas que presentan edemas, la presoterapia alivia las molestias debidas a la presencia de varices. A condición de no aplicarse en el abdomen, solo en las piernas, es un tratamiento apto para mujeres embarazadas, que les permite librarse de la pesadez de piernas que acompaña en los últimos meses del embarazo. También alivia este mismo problema en personas con sobrepeso y en pacientes que necesitan pasar muchas horas al día de pie o sentados.

Carboxiterapia y presoterapia

¿Se puede perder peso con la carboxiterapia y la presoterapia?

Con sesiones de carboxiterapia, si cuidas un poco tu estilo de vida y lo combinas con sesiones de este tratamiento estético, puedes decir adiós hasta a 10 kg, todos ellos de tejido adiposo.

En cuanto a la presoterapia, también verás los resultados en la báscula, aunque en esta ocasión la pérdida de peso se deberá sobre todo a líquido intersticial que estaba retenido y no eras capaz de eliminar. Dicho de otra forma, al mejorar tu drenaje linfático, eliminas líquidos que te sobran por la orina. A su vez, a medida que mejoran el drenaje y la circulación, puedes ver cómo reduces en parte tu porcentaje de lípidos en la masa corporal a cambio de llevar una alimentación equilibrada.

¿Cuántas sesiones se necesitan?

El número de sesiones de carboxiterapia o presoterapia que necesitas para ver resultados depende de tu punto de partida, de tu estilo de vida, incluso de tu historial clínico.

Las personas con piernas varicosas, pueden llevar a cabo o no sesiones de mantenimiento en los meses fríos, pasando a dar sesiones de presoterapia más seguidas cuando el calor u otras circunstancias hacen empeorar el cuadro clínico y los síntomas de las varices.

Pero, si pensamos en un paciente que desea reducir volumen adiposo o mejorar la celulitis, sin circunstancias médicas especiales y con un estilo de vida saludable, podemos dar unas cifras orientativas:

  • En el caso de la carboxiterapia y la reducción de celulitis o tejido adiposo, de media se precisan 5 o 6 sesiones para comenzar a ver resultados. La piel mejora su aspecto antes, y el número de final de sesiones necesarias para un tratamiento viene determinado en gran medida por la zona a tratar, hay redondeces más fáciles de tratar que otras.
  • Si hablamos de presoterapia, el alivio en los síntomas como pueden ser la pesadez de piernas o los calambres comienza a notarse en la primera o segunda sesión. Tras la primera sesión lo normal es que notes que ese día orinas un poco más, aunque reducir edemas importantes, que afectan a medias piernas o hasta a los muslos, lleva su tiempo, sobre todo si empleamos métodos tan poco invasivos como este. En cambio, unos tobillos hinchados o unas piernas un poco cansadas por el calor cederán con rapidez en pocas sesiones.

Recomendaciones después del tratamiento

Los tratamientos estéticos no invasivos suelen ser muy efectivos, aunque requieren un poco de compromiso por parte del paciente. En el caso de los tratamientos para reducir volumen corporal, ese compromiso es adoptar una dieta saludable e intentar llevar una vida un poco activa, aunque sea con el hábito de caminar más.

Si nos centramos en el caso de las personas que retienen líquidos en exceso por el motivo que sea, es fundamental controlar los niveles de sodio de la dieta. Incluso hay personas delgadas con este problema, por lo que, al hablar de dieta, no pienses por defecto en la hipocalórica.

 

La carboxiterapia y la presoterapia son dos tratamientos estéticos no invasivos y muy eficaces para reducir volúmenes y redondeces, a la vez que aportan beneficios adicionales. Cuando se aplican al paciente que da el perfil adecuado, la pérdida de peso y volumen puede ser sorprendente. A cambio, el paciente debe adquirir un mínimo compromiso con su estilo de vida.

Related Posts

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *